miércoles, 18 de enero de 2012

...En paz...

De vez en cuando está bien reencontrarte con aquellas cosas que te hacen sentir bien, un folio en blanco frente a la impaciencia de ser arropado. Arte transformada en melodía saliendo de dos guitarras que proceden de mi salón, acompañando al aroma de un mate que al contacto con mi boca se convierte en paz…

¿Puede haber una sensación más bonita que la de sentirse en paz? 


Ese momento, en el que piensas en todas aquellas cosas que te rodean y 
les dibujas con tus dedos una sonrisa.
Pienso en aquellos días… en los que mis sonrisas estaban truncadas por situaciones que analizadas con serenidad, resultan realmente insignificantes y pienso en cuanto tiempo he malgastado empeñándome en estar enfadada con mi mundo, en vez de utilizar esa energía para convertirlas en algo hermoso.


Tan hermoso,como la inocencia de un niño jugando con una pompa de jabón…





No hay comentarios:

Publicar un comentario